Tres pasos para mejorar tus hábitos alimenticios

Sigue estos tips básicos para conseguir tus propósitos este 2019.

 

Sabemos que cada año te fijas como propósitos el bajar de peso: “¡Este año sí iré al gimnasio!”; correr 30 minutos al día en el parque cerca de casa; no comer tantas “chucherías” en la oficina y un sin fin de propósitos relacionados con la alimentación.

 

En Alimentos San Edmundo entendemos esta parte de tu día a día y queremos contribuir para hacer tu vida más fácil y poder lograr el propósito de este año.  ¿Qué te parece empezar a partir de hoy? Deja las desidias a un lado y mejora tu alimentación este 2019.

 

1.- Los cambios siempre son buenos.

 

La proteína te proporciona mayor saciedad que cualquier otro tipo de alimento, en este caso un plato con pollo te proporcionará esa proteína y saciedad que estamos buscando. Comer ciertos tipos de grasa, como el aceite de oliva extra virgen y el aguacate, en lugar de las grasas no saludables como frituras, galletas, pasteles, pueden ayudar a reducir el riesgo de una enfermedad cardíaca.

 

TIP:

Para acompañar tú tinga de pollo o pollo pibil recomiendan reemplazar el arroz blanco por arroz integral, pasta de trigo integral o quinoa -que está muy de moda en las cocinas saludables-. También puedes acompañarlas con vegetales sin almidón como espinacas, brócoli, coliflor y ejotes. Estas verduras sin almidón contienen fibra que calma la sensación de hambre por más tiempo y tienen un efecto positivo de azúcar en la sangre.

 

                                                                  

 

 

2.- Comer cada 3 o 4 horas.

 

Preparándote algo saludable para poder comer en cualquier parte donde te encuentres, con esto puedes implementar el Batch cooking del que ya te hemos hablado anteriormente y contemplar tus snacks saludables como pepino, piña, baritas de apio, tomate con limón y unas pizcas de sal para darle sabor para que sientas y sepas que cuidarte no es sinónimo de “matarte” de hambre y no comer rico y saludable.

 

                                                          

 

3.- Bebe, bebe y vuelve a beber: ¡Mantente hidratado!

Tomar como mínimo 2 litros de agua al día no solo te mantienen hidratado si no que te ayuda a tener una función renal adecuada, evita el sentirte cansado todo el día y a tener una alimentación mucho más saludable ya que nuestro cerebro a veces confunde el hambre con sed haciendo que comamos de más cuando en realidad nuestro cuerpo pide hidratarse.

 

 

¡Ya no dejes para mañana lo que puedes hacer hoy! Comienza cuanto antes tus propósitos de este año para verte y sentirte mejor, nosotros te ayudaremos y acompañamos en el proceso.

 

¿Qué otros tips son buenos para conseguir tu propósito de bajar de peso? ¡Cuéntanos!

0 comentarios

No hay comentarios

Agrega tu comentario